Ordenes militares en la Peninsula Iberica durante el Medioevo

Publicado en por OverBlog

templarios2.jpg 

Desde que Hugo de Payns fundara en Jerusalén la orden de los templarios el año 1120, las órdenes militares creación original de la Cristiandad medieval se convirtieron en unas instituciones singulares que han concitado el interés de la sociedad a lo largo de los siglos. Fueron las únicas órdenes religiosas de la Iglesia a las que se permitió que sus monjes profesos empuñaran las armas y las mancharan con la sangre de los enemigos de la fe cristiana. Los monjes se convirtieron así en guerreros, en caballeros de Cristo para asegurar el dominio cristiano en Tierra Santa y después en las otras dos fronteras del Occidente medieval: las tierras orientales del imperio germánico y la Península Ibérica. En este último territorio, las instituciones de monjes-guerreros conocieron el mayor número de manifestaciones y una actividad militar prolongada hasta el final de los siglos medievales.

La Orden del Temple

La Orden de Montesa

La Orden de Calatrava

La Orden de Santiago

La Orden de Alcantara

Comentar este post