Equipo de un guerrero en la Edad Media

Publicado en por medieval.over-blog.es

En la Edad Media el equipo guerrero  lo componían las armas defensivas y las ofensivas.   Entre unas y otras, la que tenía mayor superficie y se hacía más visible era el "escudo de armas defensivas".Las armas defensivas más importantes fueron: El escudo, el casco y el peto.

 


EL ESCUDO

 

Como queda dicho, es un arma defensiva, que se lleva embrazada, para cubrirse y resguardarse de las armas ofensivas y de otras agresiones. Era utilizado por los guerreros para cubrirse y resguardarse de las acometidas de sus enemigos. Su estructura, generalmente de madera, era reforzada con cuero y planchas metálicas, siendo posteriormente adornados con emblemas y colores.

Fue común a todos los pueblos, culturas y épocas. Lo usaron celtas, griegos, romanos, vikingos, mongoles o incluso tribus africanas. En los siglos XVII y XVIII desaparece en Europa el uso de los escudos como arma defensiva. Dejan de utilizarse tanto en la guerra como en los torneos, con lo que quedan relegados simplemente al terreno heráldico (el escudo representado pertenece a un caballero portugués del siglo XIV).


EL CASCO

 

El casco ya era utilizado por los griegos, siendo una de las defensas personales más importantes dentro del campo de batalla, no sólo cumple una función militar, si no que también la cumple como social, decorativa y quizás no menos importante, de sugestiva protección ante cualquier peligro que "caiga del cielo". En la época que nos atañe, la protección nasal fue una introducción de los Normandos aproximadamente en el siglo XIII. Posteriormente para proteger toda la cabeza se crearon cascos cilíndricos de forma que cubrían toda la cabeza. Dichos cascos creaban serios problemas de respiración para los poseedores, así que exclusivamente eran utilizados en las batallas (el casco de la derecha pertenece a Sir John Codrington, siglo XV).  

 

 

  

  

Las armas ofensivas más importantes fueron: La Maza, la Clava, el Hacha, la Espada, el Sable, la Cimitarra, el Alfanje, el Puñal, la Lanza (en los torneos, se usaba de madera), la Alabarda, el Archa, la Pica, la Honda, el Arco y la Ballesta.

 



 

LA ALABARDA: Consta de un asta de madera, en cuya punta, lleva un hierro que termina en lanza y en sus costados, una cuchilla transversal aguda en uno, y de figura de media luna en el otro. 

EL ARCO: Acompañado de la flecha, apareció quizá antes del periodo neolítico; cuando el pudo el hombre protegerse de los animales y cazar a los mismos. Se empleó profusamente en las cruzadas. Esta arma se basa en el sencillo concepto de usar un bastón con cierta elasticidad, para que al blincarlo mediante el uso de una cuerda atada a cada extremo impulse una flecha hacia el objetivo. En la actualidad esta arma ha quedado como deporte Olímpico, aunque en algunas tribus se sigue utilizando con una destreza impresionante. Gran parte de la efectividad de esta arma la tiene el papel de la flecha, ya que con la suficiente fuerza eran capaces de atravesar cotas y corazas de cierto grosor. Algunas de estas flechas incluso llegaban a medir 1 metro de longitud, y los arcos 2 metros.

   

El arquero en el medievo solía llevar poca protección, debido a que debía moverse con gran rapidez. A veces llevaba una pequeña arma como defensa, una daga o pequeña espada. La técnica usada por los arqueros era simplemente provocar una lluvia de flechas cobre el objetivo, con lo que producían no pocas bajas , y sobretodo pavor por ir viendo a tus compañeros cayendo a tu lado bajo una certera flecha (el arco y las flechas representados pertenecen a un caballero mongol de la Horda de

 

LA BALLESTA: Arma antigua para arrojar saetas, fue muy utilizada por los ingleses. Esta arma deriva del arco, esta compuesta de un arco de metal fijado sobre una madera, la cual forma el cuerpo del arma. Para tensar la cuerda se utilizaba un mecanismo, ya que la fuerza necesaria para hacerlo de forma manual es casi impensable. Mucho más precisa que el arco, ya que permitía una mayor puntería hacia un objetivo. Fue tal la fama de mortífera que incluso en el Concilio de Latran (1132) se habló ballesta.gifde anular su uso, (nunca contra los infieles, claro). Su alcance era de 150 metros, aunque el principal problema de esta arma era la cadencia de tiro, ya que comparada con el arco ésta salía perdiendo.

La ballesta solo permitía unos 2 tiros por minuto, frente  a las 12 flechas que podía lanzar un arco.

Una de las ventajas del uso de esta arma, además de la potencia, era la facilidad de uso, por lo que formar un grupo de ballesteros resultaba mucho más rápido que formar uno de arqueros. Existían diversos tamaños, desde "portátiles" a verdaderos monstruos (la ballesta representada pertenece a un ballestero suizo del siglo XV).

LAS BOLAS: Esta arma está compuesta por una barra unida a unas bolas por una cadena. Principalmente fue utilizada en Alemania y Suiza a partir del siglo XII, y algo menos en Francia. Terriblemente destructiva sobretodo usada por la caballería, ya que desde una posición elevada literalmente acababan con todo lo que les pasaba por el lado. Las bolas normalmente eran de forma esférica y con puntas o clavos, podían ser no esféricas, pero como excepción. Dichas bolas podían ser varías o simplemente una.

LA CLAVA: Especie de maza que termina en forma ovalada y con puntas.


 


 

 


 

 

LA DAGA: Era de hoja corta y, a semejanza de la espada, con guarnición para cubrir el puño, y gavilanes para los quites. Solía tener dos cortes; pero también la había de uno, tres o cuatro filos. Los modelos más antiguos fueron de pedernal, hueso o cuerno. Luego se hicieron de cobre, hierro o bronce, a menudo ricamente ornamentadas; se han encontrado algunos ejemplares macizos de oro y plata. Se empleaba en los duelos como arma secundaria (la dcen a un jinete abasí del siglo XIII).


LA ESPADA: Arma blanca, larga, recta, aguda, y cortante, con guarnición y empuñadura. La espada es el arma por excelencia de la edad media, aunque sus orígenes probablemente habría que empezar a buscarlos en la edad del bronce. Usada en casi todas las civilizaciones y durante todas las épocas ha llegado hasta nosotros en forma de souvenir en las tiendas de Toledo .

Podemos diferenciar las espadas en dos grandes grupos, en : de corte y en de golpe, las primeras más cortas que las segundas, que podían llegar a necesitar el uso de las dos manos para su manejo. Las de corte solían llevarse como arma defensiva en el cinto o como arma secundaria, mientras que las otras más grandes eran llevadas en el caballo principalmente , aunque también podían ser llevadas al cinto (con no pocos problemas de movilidad).

Las espadas están formadas por varias partes, siendo las más representativas la hoja y la guarda. La hoja esta cubierta en la parte final por la empuñadura, normalmente por materiales más o menos nobles, siendo verdaderas joyas las espadas como La Tizona (la espada y la funda representadas pertenecen a Carlos VII de Valois, delfín de Francia, siglo XV).

EL HACHA: Arma que servía para romper las defensas del cuerpo del enemigo. Los pueblos germánicos fueron los primeros en usar la hacha como arma en combate, aunque los francos también la utilizaban pero como arma arrojadiza (3 o 4 metros a lo sumo). Los carolingios usaban hachas de 1m y 50 cm, verdaderas moles que necesitaban de las dos manos para poder moverlas. Los ingleses la usaron por primera vez en la batalla de Hastings en 1.066, y la caballería francesa en el siglo XII, durante las cruzadas (el hacha representada pertenece a un jinete mameluco del siglo XIII).

 

LA LANZA: Arma compuesta de una asta o palo largo en cuya extremidad está fijo un hierro puntiagudo y cortante a manera de cuchilla. La lanza es una de las armas más sencillas, consta de un palo normalmente de madera de diferentes extensiones, acabado en un extremo afilado o con una punta de metal.

El metal más utilizado era bronce y hierro. Solía ser usada como arma de caballería, y podía medir hasta 3 metros. Algunas de las tropas de lanceros habían sabido ganarse los mayores alabanzas por su terrible poder. Dejó de utilizarse en el siglo XV con la aparición de las armas de fuego (la lanza representada pertenece a un caballero bizantino del siglo XIII).

LA MAZA: Arma de hierro con la cabeza gruesa y con puntas. Es un arma claramente ofensiva, al principio era un simple bastón con uno de sus extremos más ancho, pero la evolución la llevó a verdaderas obras de arte. El extremo solía estar hecho de bronce, plomo o hierro, y la forma variaba de esférica a cilíndrica. Los ingleses tenían su propia maza llamada "the morning star", formada en su extremo por una bola llena de puntas.


 

EL SABLE: Arma semejante a la espada, pero algo curvo y por lo común de un solo corte (el arma representada pertenece a un caballero mongol de la Horda de Oro del siglo XIII).

 


Informacion:/www.lasarmas.com

Comentar este post